Hola soy Núria 🙂

Recuerdo la primera vez que senti la conexión con los colores y el placer de pintar, tenía unos 4-5 años, estaba pintando la cabeza del lobo feroz en un libro infantil para colorear, cuando lo acabé al mirarlo sentí una agradable sensación de satisfacción, una conexión con algo que estaba dentro de mi. Al irme haciendo mayor plástica era mi asignatura preferida y destacaba en ello, por aquellos años no habian tantas extraescolares como ahora así que fui practicando con mis Goya y lápices de colores, hasta que llego el momento de decidir mi futuro…opté por hacer un exámen de admisión en la LLotja, pero no aprobé… No seguí luchando por aquello que llevaba desde siempre dentro de mi, y me creí que lo de ser pintor era una manera muy complicada de ganarse la vida. Así que mi destino laboral seguiría otro camino.

Estudié confección industrial (en mi casa mi madre se dedicaba a la costura) y acabé en la tienda de mis padres vendiendo ropa, disfruto mucho con el trato cercano de mis clientas, subirles la autoestima cuando las ayudo a escoger el modelito que mejor les sienta, arreglando los escaparates, ordenando por colores la ropa….todo esto me gusta, pero os confieso una cosa que va en contra de mi propio negocio…ir a la ultima moda me trae sin cuidado, me gustan las prendas bonitas y las valoro pero ese consumismo de usar y tirar no va para nada conmigo, me siento mal cuando vendo ropa a personas que sé que tienen su armario a tope.

Dicen que no hay mal sin bien… y yo así lo creo, el Covid19 cambió nuestras vidas de repente, nos hizo cerrar nuestros negocios de un dia para otro, mando a miles de personas a una pesadilla, pero también nos ayudó a ver las cosas de una forma diferente, a parar, a mirarnos por dentro (tantas horas confinados dan para mucho)

Y aquí me tienes a mis 51 años he decidido por fin intentar vivir de mi arte, mostrarla en las redes sociales, compartir los materiales que utilizo, las cosas que me inspiran, lo que pienso, donde lo aprendo…En resumidas cuentas, retomar aquel camino que una vez dejé atrás y empezar andar por el para sentir cuanto más tiempo mejor aquella conexión con mi interior.

Puedes verlo todo en mi canal de You Tube,

No te  he dicho que desde hace unos años hago yoga, és una práctica que te recomiendo plenamente (te aseguro que mejorá tu vida) me gustaría despedirme con la frase que decimos al finalizar la clase.

Que el eterno sol te ilumine, el amor te rodee y la luz pura interior guie tu camino

Satnam.

Gracias por estar ahí 🙂